ANTES DE COMPRAR

Verifique que el constructor haya suscrito un contratado de encargo fiduciario con una entidad financiera seria, que le garantice al comprador la devolución de las cantidades entregadas y sus intereses legales en el supuesto de que la construcción no se inicie o no llegue a buen fin en el plazo convenido. No entregue ningún dinero sin asegurarse de la existencia de ese seguro. Además, esa garantía fiduciaria implica que la entidad financiera ha estudiado y valorado favorablemente la seriedad y viabilidad de la promoción.

El contrato debe asegurar al comprador que la vivienda se construirá, que se entregará en el plazo previsto y que reunirá las características, instalaciones, servicios y calidades pactados.

Toda la información incluida en la oferta, promoción y publicidad es exigible por el comprador, aun cuando no conste expresamente en el contrato celebrado.

El constructor es responsables de los defectos estructurales del inmueble por un plazo de diez años, y de los defectos menores por un plazo de seis meses contados a partir de la fecha de entrega.